Ir directamente al contenido

Follow us!

ENVÍO GRATIS!

Apetito, Control del Peso y CBD

Apetito, Control del Peso y CBD

La actividad del ECS (sistema endocannabinoide) en el sistema nervioso central regula la ingesta de alimentos. Cuando tiene hambre, su ECS envía señales a su hipotálamo (la estructura cerebral que ayuda a regular el apetito) que le permite a su sistema límbico (un área que controla las emociones) saber que está a punto de ser recompensado después de una ingesta calórica.

Se están realizando numerosos estudios en todo el mundo que investigan la relación del CBD (cannabidiol) y otros fitocannabinoides con nuestro ECS (sistema endocannabinoide) y cómo se relaciona con nuestro apetito y sistema digestivo. Aunque la mayoría de ellos se realizan en animales y sus resultados no son definitivos, siguen siendo muy prometedores. El uso de CBD, CBN (cannabinol) y CBG (cannabigerol) ha mostrado un gran potencial en el tratamiento de dolencias relacionadas con los trastornos alimentarios, ya sea para compensar la falta de apetito o como supresor del apetito.

El CBN tiene los efectos opuestos sobre el apetito y el comportamiento alimentario que el CBD. El CBD suprime el apetito; El CBN actúa como estimulante del apetito. La evidencia sugiere que ayuda a las personas que luchan contra la pérdida de apetito y la pérdida de peso no planificada. Los pacientes de cáncer tratados con medicamentos informan que el CBN les ayuda a mantener un peso saludable.

CBD: Antagonista a los Receptores CB1

Un estudio anterior de 2012 encontró que la exposición al CBD redujo el apetito en ratas. Aunque no existen estudios directos que demuestren que reduce el apetito en humanos, los resultados siguen siendo muy alentadores.

Según un estudio de 2007, el CBD actúa como antagonista de los receptores CB1. En algunos casos en los que comer en exceso es motivo de preocupación, el CBD puede ser útil para reducir la producción de grelina y, por lo tanto, la sensación de hambre. También puede aumentar la producción de sustancias químicas que se liberan para decirle al cuerpo que su ingesta calórica es suficiente. Este proceso puede ayudar a reducir significativamente el apetito y, posteriormente, afectar la pérdida de peso.

En una investigación médica realizada en 2018 se afirma que existe un vínculo estrecho entre la obesidad y varios trastornos metabólicos como la diabetes tipo 2, la presión arterial alta y el colesterol alto. El aumento de la actividad de los receptores ECS parece ser en parte responsable de esto.

La sobreactivación de los receptores CB1 en el tejido adiposo de todo el cuerpo podría contribuir a la obesidad y los riesgos metabólicos. Aquí es donde entra en juego el atributo del CBD como antagonista de los receptores CB1, ya que reduce la sensibilidad de los receptores.

Grasa Parda / Grasa Blanca

Los defensores del CBD para bajar de peso también afirman que puede convertir la grasa blanca o "mala" en grasa parda, lo que puede ayudar al cuerpo a quemar calorías.
La grasa blanca puede aumentar el riesgo de muchas afecciones crónicas, como enfermedades cardíacas y diabetes.

Un estudio de 2016 ayuda a respaldar esta afirmación. Los investigadores descubrieron que el CBD desempeña múltiples funciones en la forma en que el cuerpo interactúa con la grasa.

En el estudio se demostró que el CBD ayudó a convertir las células de grasa blanca en células de grasa parda. También estimuló al cuerpo a descomponer las grasas de manera más eficiente.

El propósito de la grasa parda es quemar calorías para generar calor. Es por eso que la grasa marrón a menudo se conoce como la grasa "buena", ya que nos ayuda a quemar calorías, no a almacenarlas.

La grasa parda se deriva del tejido muscular y se encuentra principalmente en animales en hibernación y recién nacidos. Después de la vida como un bebé, la cantidad de grasa parda disminuye significativamente. Los adultos que tienen comparativamente más grasa parda tienden a ser más jóvenes y delgados y tienen niveles normales de azúcar en la sangre.

La grasa blanca es la forma predominante de grasa en el cuerpo y se origina en el tejido conectivo.
La grasa blanca tiene muchos propósitos. Proporciona la mayor reserva de energía del cuerpo. Es un aislante térmico y amortiguador para nuestros órganos internos.
Un exceso de grasa blanca dentro del vientre (grasa visceral) está asociado con el síndrome metabólico, un grupo de síntomas que indican un mayor riesgo de enfermedad cardíaca, diabetes y cáncer.

¡La ubicación de la grasa corporal realmente cuenta! El exceso de grasa blanca en todo el cuerpo se asocia con un mayor riesgo de cáncer de mama, colon, esófago, vesícula biliar y páncreas. También está asociado con la apnea del sueño y discapacidades físicas como la artritis de rodilla.

Las células de grasa marrón pueden ser una forma más activa de grasa porque queman energía en forma de calor, lo que significa que en realidad queman calorías. Esta pérdida de calorías producida por la conversión de las células grasas de blancas a marrones conduce directamente a la pérdida de peso.

Estudios referenciados:

Papel de los cannabinoides en la obesidad
https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC6163475/

Efectos opuestos de CBN y CBD en los patrones de alimentación de ratas.
https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov/22543671/